Print this page

¡MÉXICO, ME DUELES!

    A diario, a lo largo y ancho de nuestro país se sufren las consecuencias de vivir en un estado de indefensión, corrupción e impunidad en todos los niveles de gobierno y   de poder.

    Por un lado se elaboran iniciativas y se aprueban leyes anticorrupción, pero por el otro, se permite el robo a despoblado de los federales de caminos, el atraco de agentes viales y policías de línea, de servidores públicos, que de servidores ni el nombre merecen, y de tantos y tantos ejemplos más...

    Si usted está de vacaciones tenga cuidado con las garitas de revisión de Hacienda y, con las “aves de rapiña” en que se han convertido los federales de caminos.

    Los testigos más evidentes de la atroz corrupción que existe en las carreteras federales lo sufren los transportistas de todo tipo; los operadores de tráiler o que trasportan algún tipo de carga pesada, hacia el norte, centro, occidente o sur del país.

    Para los traileros y operadores de camiones de pasajeros que no son de líneas conocidas o de grandes empresarios, la cuota para el federal es inevitable.

    Si un camionero no se “mocha” en cierto cruce o parador, lo esperará otro más adelante, el caso es que casi nadie se escapa de ese tipo de buitres.

    Ahora bien, cuando se trata de operadores de camiones de pasajeros que trabajan por su cuenta, con destino al norte del país o viceversa, el atraco es mayor.

    Tan solo, en el punto de revisión carretero de Sonoyta (ubicado al norte de Sonora), agentes de migración, coludidos con los del SAT y de la policía federal hacen de las suyas. La tarifa mínima es de 300 dólares “para no revisar el camión y no molestar al pasajero”. Caso contrario, les va peor, les quitan artículos electrónicos, plasmas e incluso les roban dinero y hasta celulares. En pocas palabras, robo a despoblado.

    Para reafirmar lo dicho, Voz del Norte contactó a empresarios del ramo del autotransporte de pasajeros que corren, uno de Guadalajara a Nogales, a Tijuana y a Los Ángeles CA, y el otro de Colotlán a Phoenix, Arizona y  a Ciudad Juárez y a El Paso, Texas, quienes pidieron el anonimato, coincidieron (ambos) en que la corrupción por parte de la policía federal de caminos siempre ha existido, pero que se ha acentuado en este sexenio, ya que durante el periodo de Fox redujeron mucho las mordidas, y con Calderón volvieron a incrementarse, pero con Peña Nieto ya es insoportable, pues “te paran por nada y te exigen dinero por todo”.

De seguir así las cosas ¿cuántas humillaciones más habremos de aguantar los mexicanos de bien antes de que estalle de menos una acción de resistencia civil para que cambien las cosas?

 

Read 2172 times
Rate this item
(0 votes)
Published in EDITORIAL
Voz del Norte

Periódico Regional con presencia en Zona Norte y Valles de Jalisco y Sur de Zacatecas. Cubriendo con información de calidad, interés y servicio para la población.

Website: www.vozdelnorte.com

Latest from Voz del Norte