Viernes, 23 Diciembre 2016 18:13

19-24 DIC. 2016

Written by 
Rate this item
(0 votes)

Deseamos a nuestros lectores Feliz Navidad y próspero Año Nuevo

Por Javier Lamas

 

Mientras que los chiquitines ya preparan su zapato para ponerlo debajo del árbol navideño o del tradicional nacimiento, los adultos se programan en su mayoría, a solventar  la cantidad de pagos en los  servicios e impuestos anuales, que se tienen que liquidar durante los primeros días del mes de enero.

A los padres de familia que a diario se levantan temprano para llevar a sus hijos a la escuela, estas dos semanas de descanso les servirá, para retomar energías y continuar su intensa actividad en el regreso a clases, que está contemplado para este 3 de enero de 2017.

Como cada año de acuerdo a nuestra costumbre, queremos enviarle a quienes nos distinguen con su preferencia, nuestros mejores deseos  para esta  Navidad y el Año Nuevo 2017  que en unos días más nacerá y  desearles de todo corazón, que el nacimiento del Niño Jesús, les traiga una nueva vida con bastante salud, bienestar en su hogar, mucha  fuerza y fé, para poder enfrentarse a todos los retos y adversidades que se presentarán durante estos  365 días del  año.

Un abrazo a nuestros lectores, de parte de quienes laboramos en este medio informativo y si Dios nos presta vida y lo permite, esta columna estará con ustedes de nueva cuenta, en la primer semana del  próximo mes de enero. ¡¡FELICES FIESTAS NAVIDEÑAS!! 

RENUENTES  ALGUNOS DIRECTORES CON LA VENTA DE SU  COMIDA CHATARRA

Y para continuar, les decimos que de nada ha servido que las Secretarías de Educación  y de Salud  en Jalisco hayan implementado un proyecto que  se prohíbe la venta de comida chatarra en las escuelas públicas y privadas, con la finalidad de evitar  en los alumnos consumidores, la obesidad y las probables enfermedades que  se deriven  a causa del  consumo de comida chatarra que se vende dentro de los planteles escolares, cuando no hay voluntad de participar en estas acciones gubernamentales.

Sin embargo, la labor que realizan los representantes de estas dos dependencias del gobierno estatal,  al visitar y supervisar las escuelas para saber cómo es  el consumo y la venta  de  alimentos, pese a que es encomiable, se ve truncada, porque algunos directores se muestran reacios a la supervisión que  se les tiene que hacer para comprobar si en realidad, están cumpliendo con la norma que rige la venta de estos productos alimenticios y muchos de ellos, no disimulan su terquedad  en  seguir vendiendo sus porquerías y hasta esconden sus productos, para evitar ser sancionados.

María Yesenia Galván Beltrán, coordinadora de Administración de la SEJ, explicó hace días a un medio informativo de Guadalajara, que  la labor  de inspección que se realiza, a veces se entorpece desde que un director no permite el ingreso al plantel educativo, comprobándose en la mayoría de los casos, el ocultamiento de algunos productos que  en su jurisdicción se venden “como pan caliente” y nosotros, nos imaginamos que se refiere la funcionaria a productos como papitas, churros, chetos y otras  chucherías que no alimentan para nada a los alumnos que las consumen dentro del plantel educativo.

Con todo respeto para esta funcionaria, la verdad, es  que la negativa de estos mercaderes de la educación, no es más que una burla hacia las autoridades educativas y de salud en el Estado, por lo que  suponemos que en cuanto  a jerarquías se refiere, la dependencia de gobierno, tiene más autoridad sobre un director de cualquier nivel educativo. Así es que, les pedimos que no les tiemble la mano al aplicar una disposición de carácter federal.

Siempre se ha manifestado el enorme interés económico de quienes se sienten dueños de los planteles educativos, que  posiblemente están cobijados bajo la protección de un buen “padrino,” porque sin pudor alguno, siguen apropiándose de los recursos financieros que pertenecen a la escuela que representan y que emanan de las inscripciones, de la famosa cooperativa o  lo que comúnmente se le conoce como  tiendita escolar (y ahora se les llama Centros de Atención y Servicios), de las cuotas voluntarias y otro tipo de aportaciones económicas que se les exige a  los padres de familia.

Lo bueno sería que la Secretaría de Educación Jalisco aplicara una auditoria a todas y cada una de las escuelas públicas y privadas, para saber en qué estado se encuentran las finanzas que existen en cada plantel y en caso de que se detecten anomalías en sus recursos, que se obligue a los responsables a regresar el dinero que  no les pertenece y que debe de servir solo para el beneficio  del edificio y del alumnado, de acuerdo al reglamento interno del llamado CAS. 

¿Hasta cuándo se acabará este tipo de negocios dentro de  la docencia? Es una pregunta que por años se espera la respuesta por parte de nuestros funcionarios educativos para acabar de una vez por todas con este tipo de abusos; pero, al parecer ellos no llevan prisa por cortarle las uñas a algunos directores que todavía usan estos capitales para su beneficio personal… Y por Hoy, es todo, nos leeremos en la siguiente semana.

 

 

 

 

Read 7442 times Last modified on Lunes, 09 Enero 2017 13:08
Voz del Norte

Periódico Regional con presencia en Zona Norte y Valles de Jalisco y Sur de Zacatecas. Cubriendo con información de calidad, interés y servicio para la población.

Website: www.vozdelnorte.com

Leave a comment

Los comentarios son responsabilidad de quien los realiza, no significan necesariamente la opinión de los trabajadores o editorial de Voz del Norte.

Voz del Norte en Facebook

Conéctese con Nosotros

Suscríbete a nuestro boletín

Eventos relevantes

Las Publicaciones, Audios, Fotos y Videos